COMO EVITAR FRAUDES EN E-COMMERCE

Según un informe de 2016 de Nilson Report, en 2015 se generaron más de US$31.000 billones en todo el mundo a través del sistema de pago por tarjetas, una cantidad 7,3% mayor que la de 2014.

Mientras, nuevos sistemas de transferencia de dinero en línea, como Paypal, han contribuido a la expansión del comercio electrónico en todo el mundo, incluidos países en vías de desarrollo.

Datos de Nilson Report indican que las pérdidas mundiales por fraude con tarjetas se elevaron a más de US$21.000 millones en 2015, frente a los 8.000 millones de dólares registrados en 2010.

¿Cómo nos roban?

El fraude con tarjetas de crédito se facilita, en parte, porque las transacciones con este sistema de pago son un proceso simple, de dos pasos: autorización y liquidación. Los involucrados en la transacción (el cliente, el comerciante y los bancos que realizan y reciben la transferencia) envían y reciben información para autorizar o rechazar una compra determinada. Si la compra se autoriza, se liquida mediante un canje de dinero, que suele tener lugar varios días después de la autorización. Pero una vez que la compra ha sido autorizada, no hay marcha atrás.

Esto significa que todas las medidas de detección de fraude deben realizarse durante el primer paso de una transacción. Sin embargo, el rechazo de una transacción solo ocurre en dos situaciones: si el saldo en la cuenta del titular de la tarjeta es insuficiente o si, sobre la base de los datos proporcionados por el banco, hay sospechas de fraude.

Reglas de oro

  • En primer lugar, nunca hagas clic en enlaces de correos electrónicos en los que te pidan información personal, incluso si el remitente parece ser tu propio banco.
  • Antes de comprar en línea algún producto de una empresa desconocida, busca en internet el nombre del vendedor, para determinar si la opinión de los consumidores ha sido positiva.
  • Al realizar pagos en línea, comprueba que la dirección de la página web comience con “https://” que constituye un protocolo de comunicación para la transferencia segura de datos.
  • Y, por último, confirma que la página web no contiene errores gramaticales o palabras extrañas, pues eso sugiere que puede ser falsa, diseñada únicamente para robar datos financieros. (I)

Fuente: https://goo.gl/xsupsa

Autor entrada: Pymeadmin